En el matrimonio sucede que cada uno tiene sus gustos, y éstos son incompatibles con los del otro y cada uno tira hacia los suyos. Uno tira hacia el norte y el otro hacia el sur, y el resultado es que se dirigen al este, a donde ninguno de los dos quería ir. - George Bernard Shaw