Se perdura en la medida en que se ama. - François de La Rochefoucauld